miércoles, 16 de septiembre de 2009

Cap. 7 < Paparazzis >

Capítulo 7: Paparazzis ^^

Ya saben, lean, disfruten, crítiquen, opinen, lloren, rían, burlense, lo que quieran haha y por ahí dejen comentario que ayudan a que esto siga haha. Gracias! VIVA MÉXICO! haha un grito un cuanto retrasado xD.


MusicPlaylist
MySpace Music Playlist at MixPod.com



- ¡Daiana! Apúrate ¡Por el amor de la música! Si que eres una diva, has estado más de una hora ahí adentro – Atziri golpeteaba la puerta del baño con desesperación.

- Ya voy… ya voy – mi tranquilidad creo que la exaltó más; hablando de puntualidad, Atziri y Elisa eran el éxito mientras yo el fracaso.

- ¡Vamos! Dai… nosotras somos bastante vanidosas, pero no hay nadie que te supere ¡Llevamos media hora esperándote! – Elisa era ahora quien golpeaba la puerta del tocador y batallaba con la manija de la puerta.

- No la vas a poder abrir, tiene seguro – canté mientras acomodaba los últimos detalles en mi look.

- Demonios, la entrada al trabajo es en veinte minutos y aún seguimos en tu departamento – Elisa se río debido a que no le quedaba otra opción – Por favor no me hagas romper mi record de puntualidad –

- Cálmate señorita puntual – abrí la puerta con brusquedad, casi tirando a mis dos amigas que se encontraban recargadas en ella – señoritassssss puntuales más bien –

- ¡Dhu! Muy graciosa – se burló Atziri tomando paso hacia el elevador – Ahora ¿Qué esperas mujer? – me dijo agitando la mano en signo de `` ven acá ´´ cuando me vio quieta aún junto a la puerta del baño.
Eché algunas cosas necesarias a mi bolso y tomé la carpeta con gran velocidad, abordando camino al ascensor.

- Unas clases de puntualidad no te caerían nada mal – la voz de Atz rompió el silencio cuando las puertas se abrieron.

- ¿Acaso eso existe? – bromeé.

- ¡Ush! Como me desesperas, por eso te quiero – contestó dando pasos acelerados hacia el lobby y luego la salida del edificio.

- Nos vemos a las 6 de la tarde, quiero comida china – alcanzó a gritar despidiéndose con la mano.

- Comida china será – confirmé correspondiéndole el adiós y contemplando cómo su coche tomaba fuerza, un Audi R8 en negro en dirección a su trabajo.

- A veces me gustaría que Atziri trabajara con nosotras – Elisa desactivo el seguro de su Minni Cooper que se encontraba en la cochera del edificio.

- Ya somos dos; lástima que el puesto de diseño modista esté ocupado – respondí a la vez que cada una subía a los asientos.

- Sí, lástima – Elisa echó a andar el vehículo.

. . . . . .

- Para el coche, aquí está el café; compremos unos para el trabajo – observé por la ventanilla como el `` Starbucks ´´ se alejaba.

- Nena, sí que debes estar loca; vamos muy retrasadas como para tomar el cafecito – Elisa enfatizó la palabra ``cafecito ´´ en un tono aseñorado.

- Oh rayos… daría todo por un café en estos momentos – supliqué.

- Pues tomarás el café de la oficina –

- El de la oficina – rectifiqué - ¿Aquel que parece agua de calcetín? –

- Jajajajaja sí, aquel – rió dando una fuerte pisada al acelerador.

El silencio se produjo; supuse que todo el camino sería así: silencioso, incómodo, inspirador y nostálgico.
Por la ventanilla aprecié negocios, casas, edificios, personas, autos, espectaculares; pero sin duda, lo que más llamó mi atención fue cada puesto de periódicos, repleto de personas; chicas adolescentes la mayoría, era demasiada gente en aquellos puestesillos para ser un día normal; quise suponer que nuestra revista esa quincena había sido todo un éxito.

- Tú celular – me indicó Elisa señalando con un dedo mi bolso, el cual se iluminaba y vibraba.

- Oh… - deslicé la cremallera de la bolsa y luego la tapa de mi móvil; un mensaje…

`` Ve a cualquier puesto de periódicos, ¡Rápido! ´´ DE: ATZIRI 7:10 AM.

- Es Atzi, quiere que vayamos a un puesto de periódicos – comuniqué a Elisa mirando mi reflejo en el retrovisor y acomodándome algunos mechones del cabello.

- Daiana, vamos con diez minutos de retraso ¿Crees que si no compramos café, vamos a comprar nuestra propia revista? – me contestó haciendo muecas cuando no alcanzó a pasar la luz verde del semáforo.
Me limité a asentir y tecleé las letras en mi móvil…

`` Atziri, vamos demasiado tarde, diez minutos de retraso; nuestra jefa Stephenie se pondrá histérica si nos tardamos más ´´ PARA: ATZIRI.

No obtuve respuesta inmediata del mensaje y decidí entablillar alguna conversación con Elis…

- ¿Y bien? ¿Cómo va todo en tu vida? –

- Ja como si no supieras, nos vemos a diario – dijo ansiosa por la luz verde de nuevo.

- Lo se, es por eso que lo quise preguntar; hace mucho que no lo hacía – mordí mi labio mientras jugaba con la tapa de mi celular, abriéndola una y otra, y otra vez.

- No volvió a llamar – Elisa tomó aire y habló después de unos segundos.

- ¿A que te refier… -

- ¡Bill! Bill Kaulitz; no ha vuelto a llamar – me interrumpió y puso las manos en el volante con bastante rudeza.

- Elisa, en verdad, no sabes como lo siento –

- Bah, no es tu culpa; no quiero discutir contigo de lo mismo otra vez –

- Es… es que me siento mal por ello, en verdad; yo también ansío una llamada de Lisiting, desde hace un tiempo – interrumpí sintiendo el impulso del coche.

- Ese chico te está volviendo loca, más que a mí con Bill – confirmó haciendo notoria una sonrisa pícara. Para mi fortuna el celular volvió a encender su pantalla y hacer ese ruido de vibración a lo cual… no tuve que responder la frase de mi amiga.

`` Se que van atrasadas, pero es urgente, ¡es urgente! Párate en un puesto de periódicos, te lo ordeno ´´ DE: ATZIRI 7:16 AM.

Tuve el presentimiento de que algo iba mal, bastante mal; no negué el mensaje y convencí a Elisa de parar el coche. En menos de dos minutos nos encontrábamos en un puesto, rodeado de gente que dirigía las miradas en nosotras; nos encontrábamos en un puesto, frente a mi peor pesadilla…

- Dios mío – murmuré. Sentí el contacto frío de la mano de mi amiga sobre mi hombro. No podía creerlo…

- Paparazzis, el diablo mismo en personas – Elisa estampó sus dos manos en su frente y las deslizó por su rostro quedando en sus mejillas.

- Est… est… esto no es verdad – tartamudeé. No había salvación, estaba en todas las revistas, en portadas o en artículos; el chisme de día, la semana, el mes o tal vez el año.

`` Bajista de Tokio Hotel ¿Nueva novia? ´´

`` Georg Listing celebra su fama consiguiendo nueva novia ´´

`` Premios MTV, una bendición para Georg Listing y su chica ´´

`` Geo ¡Ya con novia! ´´

`` Coqueteo imparable para integrante de Tokio Hotel ´´

Y el título más doloroso: `` Daiana Ruzzo ¿Novia de Georg Lisiting?´´

- ¿Y ahora qué? ¿Qué se supone que tengo que hacer? – Pregunté a Elisa sin quitar la mirada de la revista que tenia en manos.

- Ahora… no se que decir – Afirmó ella bajando su mirada, para no querer enfrentar la mía.

- Estoy en problemas – el estado de shock impidió que las lágrimas transcurrieran por mis sienes – En serios problemas –

Mi celular volvió a molestar, ahora era una llamada `` Stephenie Kenway ´´ indicaba la chillante luz de la pantalla.

- Estoy perdida, ya se ha enterado – cerré los ojos y apreté el botón verde para enfrentarme con lo futuro…



1 comentário

oreo_effeckt dijo...

omg!!!!!

Noooooo, como me dejas con esta angustia punzante hasta el....
XD!!!

Me encanta, simplemente lo amo <3

Publicar un comentario