domingo, 5 de julio de 2009

Cáp.39: Nuevo País, Nuevo Sueño I

- Este es tu lugar amor – Georg me señaló un asiento de piel ya una vez que todos nos encontrábamos dentro del avión.
El área VIP era justo como en las películas; ventanillas claras y más grandes de lo normal, alfombra perfectamente limpia y de un color rojo carmesí, asientos amplios de piel los cuales permitían una gran frescura, una pequeña fuente de sodas en el centro, iluminación tenue de un color amarillento y un equipo de servicio el cual consistía de aeromozas, chef, masajistas, barman, estilistas, terapeutas y seguridad.
Caí en cuenta, de que viajaba al país que siempre había soñado, Alemania, el país de donde venían mis orígenes, otro sueño echo realidad.

- Gus, esto… esto es glamour – Mayiss imitó la pose de una modelo al observar todo a su alrededor.

- Bueno, como ya habíamos mencionado hace algún tiempo; tenemos que viajar con clase; por que si no Tom se queja todo el camino jaja – Bill le dio un zape a su hermano.

- Hey ¡! Estas viendo al galanazo del siglo y posiblemente de toda la historia ¡! Tengo que viajar así – Tom se acomodó la playera en un modo bastante modesto.

- Ja calma galán ¡! Que no todas mueren por ti – le contestó Zel abrazando a Bill.

- Pff… lo que sucede es que Bill y Georg les lavaron el cerebro a ti y a Koko, y luego las llevaron con brujos extraños del Tibet para que las embrujaran o algo por el estilo – Tom torció los ojos.

- Jajaja Tommy, acéptalo, no todas mueren por ti – Angie tomó asiento y rió.

- … Pero tu si – Tom se acercó a Angie y le arrebató un tremendo beso sin permitir que mi Sis se le negara.

- Ya ya ¡! Luego se ponen de `` apasionados ´´ hay niñas pequeñas en el vuelo – reí y abrasé a Bill y a Zel.

- Thomas, no le enseñes ese tipo de cosas a tu sobrinita ¡! Aún es pequeña – dijo Bill pegando mi cabeza contra a su pecho.

- Ay aja ¡! – Tom respondió con sarcasmo – Y que es eso de andar dejando su ropa tirada en toda la suite ¿? Georg ¿? Koko ¿? –

- Amm… - murmullé sin ninguna respuesta, mis mejillas ya estaban de un color rosado, pero por suerte una de las aeromozas dio la indicación de que el vuelo comenzaría, así matando la incómoda conversación.
El vuelo dio inicio, y sin pensarlo dirigí mi mirada a la ventanilla. Todo se disminuía lentamente, las casas y edificios ahora se tornaban a pequeños puntos de distintos colores; tal vez era un ``adiós ´´ a mi antigua vida; tal vez era un ``hola ´´ a un nuevo sueño.

- Se siente un poco raro no ¿? Se siente un poco mal ¿? – me preguntó Georg también dirigiendo la vista al paisaje lejano.

- En que aspecto ¿? –

- Bueno, todo lo establecido, es ahora solo un gran recuerdo, tal vez un enorme adiós. Puede ser que lo que siga sea mejor, pero aún así es un horrible adiós. En cada gira siento lo mismo, pero es más fatal cuando tengo que despedirme de mi familia; me gustaría pasar más tiempo con ella – Geo tomó mi mano y continuó – Se que es duro para ti dejar a la tuya en México; te comprendo perfectamente –

- Es duro… pero ese adiós ya lo di hace bastante tiempo – dije empezando a contar mi pasado, el cual siempre me causaba un escalofrío – En realidad yo no fui realmente educada, querida y apoyada por mis padres; ellos murieron hace unos cuantos pares de años. Viajaban por diversión constantemente; lo cual me hacía sentir sola, no me prestaban atención – respiré profundamente y seguí con la historia - En uno de esos viajes lujosos en barco, mi padre se alcoholizó demasiado como casi siempre, mi madre también traía unas cuantas copas encima y los dos subieron a cubierta, en donde empezaron a hacer tonterías y a reírse sin razón… - noté que una lágrima ya hacia su camino en mi rostro.

- Tranquila nena, tranquila – secó mi lágrima con la yema de sus dedos y continué…

- Ellos estaban riendo y jugando; pero de un momento a otro con el exceso de alcohol, mi madre se molestó por una broma pesada que cometió mi papá, y así se empezaron a agredir comenzando con los gritos; mi padre empujó a mi mamá hacia el barandal, a lo que ella trató de huir, pero mi padre con un movimiento agresivo e inconcientemente la aventó hacia el mar… segundos después calló en cuenta de la bestialidad que había cometido y se lanzó al océano para salvarla; sin embargo ninguno de los dos salió – el rimel que llevaba en mis pestañas ya se encontraba corrido por todo el contorno de mis ojos.

- Amor… es una historia muy dura; en verdad cuanto lo siento – me dijo tomando mi cabeza en sus manos y posándola en su hombro – entonces nadie cuidó de ti cuando eras pequeña ¿? -

- Mi abuelo, un hombre increíble. Cuando murió; fue el golpe más duro de mi vida, el era como un padre en verdad. Jugaba conmigo a todas las locas historias que se nos ocurrían, cocinaba para mi la comida más especial que e probado, y cuando lloraba me cargaba, lloraba en su hombro; él me decía `` Calma princesa; todo esta bien, calma ´´ - ahora el llanto había aumentado. El abuelo había sido una persona maravillosa.

- Nena, realmente eres una persona fuerte – noté que la historia le había conmovido, pues los ojos de Geo ya se encontraban húmedos.

- La vida es así; como un reguilete, gira de acuerdo a lo que te rodea – sonreí un poco; mi abuelo acostumbraba a mencionar esa hermosa frase.

- Y… después de la muerte de tu abuelo, quien cuidó de ti ¿? –

- Mis tíos. Caterina y John. Son buenas personas; son como mis padres realmente. Caterina es muy dulce y tiene un gran espíritu joven; John es elegante, formal, pero le encanta reír y hacer buenas bromas ja; me tuvieron con ellos desde los 7 años, hace un año me mudé sola, pero cada domingo nos reuníamos a comer.
Mayiss los ha tenido informados sobre mi vida ja – reí y sequé mis ojos con la servilleta de tela que la aeromoza me estaba entregando.

- Tu vida es, una historia trágica, pero muy bella a la vez – me dijo Geo arrebatándome un beso tierno que ni siquiera me dejo suspiros. Cuando liberó mis labios de ese sueño; noté que todos me observaban, incluso el equipo de servicio con ojos llorosos.

- Han escuchado toda la historia cierto ¿? – pregunté regalándoles una sonrisita; y poco a poco se escucharon varias tímidas respuestas afirmativas.

- Koko; creo que todos aquí han sufrido una dura vida familiar; por ejemplo como ya has de saber; nuestros padres se separaron cuando Tom y yo éramos bastante pequeños, fue un golpe duro; pero tu historia es la más fuerte sin embargo aún así tu todavía tienes la fuerza de sonreír… y ser feliz – Bill apoyo una de sus manos en la mía.

- Koni… tu sabes que conozco esa historia muy bien; pero cada vez que la escucho me vuelve a conmover del mismo modo que la primera vez – Zel me mandó un beso debido a la distancia de nuestros asientos.

- Eres una chica muy fuerte; esa es mi sobrinita – sonrío Tom quien consolaba las lágrimas de mi Sis.
La voz del piloto interrumpió el momento con las palabras del aterrizaje; pronto el avión descendió; y Geo me regaló una sonrisa que acompañó con las palabras `` Te amo ´´. Nos encontrábamos ya en el país de los chicos. Alemania. Nuevo País, Nuevo Sueño.

2 comentarios

Danielita_Cullen_Tokita dijo...

aii
casi
lloro!!
T.T
SIGUELA
esta MUY
buena!!!
bie
salu2

ArlettitaVonKaulitz dijo...

Alló!!!!

Triizt la hiztoriia =( peroo lo zuuper ez q koni ez fuuerte ii zonriie ii tiene a georg ^^ zuuper lindiiziimo capi!!!

T zigo ziguiendo! xD

Ziiigue ziigue!!

zta zuuper hehe ^^!!!!!

zhaO!!!

Publicar un comentario