domingo, 19 de julio de 2009

Cáp.44: La Vida, Una Montaña Rusa

No caí en cuenta en que momento con exactitud quedé totalmente en los brazos de Morfeo, y a la vez en los de Georg. Solo recuerdo que las risas y preocupaciones de todos en nuestra habitación se fueron acallando con un gran desvanecimiento.
A la mañana siguiente, cálidos rayos de sol que traspasaban la liviana cortina del cuarto me arrullaron en un principio pero cuando aumentaron me brindaron la suficiente energía para hacerme despertar. A mi lado la cama estaba destendida sin embargo Geo no se encontraba ahí; tomé del vestidor una bata de seda que resaltaba por su tenue color rosa y la acompañé con unas cómicas pantuflas del mismo color en forma de conejos.
Emprendí la búsqueda de alguien despierto en la casa para que ayudara a hacer el desayuno, sin embargo nadie se encontraba en la sala principal ni en la cocina, así que entré ya un poco desesperada al cuarto de juegos…

- Buenos días ¡! Algún voluntario para hacer el desayuno ¿? – sonreí al entrar al cuarto donde ya se encontraba Georg, Bill y de una extraña forma Samy.

- Am… - dijeron los tres con cierto nerviosismo escondiendo con una gran velocidad en sus espaldas algunas hojas que lucían como folletos.

- Ja tranquilos; que pasa ¿? Que tienen ahí ¿? – pregunté curiosa pero tratando de guardar el ánimo. Lo que me había mencionado Andreas sobre Georg y Samantha volvió a mi mente creando la pregunta, en verdad planean algo a mis espaldas ¿? La respuesta se estaba convirtiendo afirmativa en esos momentos.

- No es nada – respondió Bill entrecortadamente.

- Vamos… no pasa nada; que es eso ¿? – insistí intentando ocultar la preocupación y dibujando una sonrisa, un cuanto falsa, en mi rostro.

- Son solo boberías; lindas pantuflas – Georg trató de cambiar el tema a la vez que se acercaba y enrollaba su brazo a la perfección por mi cintura.

- Esta bien; no insistiré – mi frase se escuchó bastante desinteresada en aquellos folletos; sin embargo moría de curiosidad por dentro.

Georg me acompañó hacia la cocina dando inicio al ``ritual ´´ de saludo que consistía en una larga serie de besos. Detrás, Sam y Bill acompañaban nuestros pasos emitiendo secreteos y murmullos que no pude descifrar. El asunto cada vez concordaba un poco más a la hipótesis que Andreas tenía; pero surgía una nueva duda, en ese caso, Bill que tenía que ver ¿?. Toda la situación era cada instante más confusa.
Samy dio una pequeña excusa y se marchó de la casa en pocos minutos; seguramente para evitar momentos incómodos o comentarios sobre lo que acababa de suceder.

- Quiero un sándwich de pollo – dijo Tom entrando en la cocina unos segundos después de que nosotros lo hiciéramos, aún seguía casi completamente dormido.

- Hey ¡! Baquetón ¡! Para eso existen las manos ¡! Úsalas y hazte un sándwich tú solo – Angie se encontraba detrás de él `` empezando ´´ el día.

- También uso las manos para otras cosas ¡! Te enseño bombón ¿? – Tom chasqueó la boca tratando de seducir a mi Sis.

- Ahg ¡! Que asco ¡! Que solo piensas en eso ¿? – Angie se recargó en una de las paredes.

- No; no es mi culpa que tú no `` aproveches ´´ las manos – Tom se involucró aún más en la pelea a la vez que se tallaba uno de sus ojos.

- Si `` aprovecho ´´ mis manos; pero nunca contigo – ella levantó una ceja retándolo.

- OUCH ¡! Ja lastima hermano; ella es más rápida – Bill río junto a Georg quienes siempre agregaban sabor en las pequeñas peleas xD.

- Ja ¡! No pasarías una noche conmigo pero si con ese tipo el tal Zac Sefront ¿? Eso es no ser inteligente – Tom trataba de lucir relajado a la vez que jugaba con el arillo de su pearcing en el labio.

- En primera se llama Zac EFRON; y si pasaría una noche con él porque el tiene algo que se llama `` Caballerosidad ´´ la cual te falta a ti Mr. Trenzas Casanova – mi Sis tomó una postura más rígida preparada para la próxima respuesta.

- Solo aparentas que te resistes, pero en realidad mueres por mi… acéptalo, ACÉPTAL… - Tom fue interrumpido por la voz de Zel.

- TOMHAS KAULITZ ¡! YA ¡! Sólo come tu sándwich ¡! – Zel le estiró un plato con el sándwich que ella había preparado unos momentos después de haber llegado; con el propósito de que la escena acabara xD.

- Ja ¡! El mejor amigo del hombre es la comida – Zel provocó leves risas y el silencio reinó debido a que el emparedado había saciado el ego de Tommy.

- Quien quiere ir a el parque de diversiones ¿? ¡! – Gustav dijo entusiasmado llegando junto con May a la cocina; las manos de todos se levantaron rápidamente como en un salón de clases y las sonrisas surgieron.

…………………

- Como en los viejos tiempos – susurré al oído de Georg al mismo tiempo que nos bajábamos de la camioneta y observaba el ``paisaje ´´. Lo primero que llamaba la atención eran los colores de la feria, colores vivos, alegres. Una ráfaga de aire que contenía el olor de algodón de azúcar llegó a mi nariz. Observaba varios globos y curiosos souvenirs, a lo lejos se escuchaban los gritos procedentes de las grandes máquinas. Era el ambiente que hace un buen tiempo no visitaba. Otro recuerdo posiblemente.

- Exacto como en los viejos tiempos; sólo buscando diversión – me sonrío y todos nos aproximamos a la taquilla del parque en donde Tom coqueteó un poco con la chica de la misma; Angie frunció el ceño aún más cuando Tom le recetó el teléfono de la chica quien embobada, se lo había brindado de inmediato.

- … y bueno ¿? Cual juego será el primero ¿? – inquirió Zel tratando de observar a través de los chicos del VSD que nos rodeaban, principalmente a ella, por seguridad gracias a la mente sobre protectora de mi cuñado Bill.

- Ese ¡! Espero que no te de miedo Tom – señaló Mayiss acomodándose la gorra y los lentes de sol que Bill también nos había echo usar. El juego que May apuntó con el dedo era la atracción principal del parque; `` Colossos ´´ una montaña rusa de 60 metros de altura y 120 kilómetros por hora.

- Bah ¡! Un juego de niños – dijo tratando de subir su ego; sin embargo se escuchó bastante irreal xD – Mayiss mejor tú cuida que tu novio Gustav no salga llorando como la otra vez jajajajaja –

- Oye ¡! Ya te he dicho que se me había metido una basurita al ojo – Gusti trató de disimular el rojo en sus mejillas xD.

……………..

- Suerte amor ¡! – Georg tomó mi mano con delicadeza y la besó justo antes de subir al juego. Las parejas estaban ya decididas; Mayiss subiría con Gustav, Bill con Georg, Tom subiría con Angie quien aceptó después de un largo tiempo de ruegos por nuestra parte; y Zel conmigo.

`` Bienvenidos a Colossos. Una diversión inigualable. Abrochen sus cinturones y bajeen la barra de seguridad. Favor de respetar el juego y no sacar brazos ni piernas. Gracias y que tengan una gran diversión ´´.

La grabación dio el inicio a una gran serie de gritos, gestos, risas y burlas de parte de Tom. Una experiencia bastante divertida que hizo que dejara atrás todas las preocupaciones y sólo me importara el hecho de divertirme.
Durante el resto del día el tiempo pasó como agua junto a todas las risas y comentarios respecto a nuestras muecas en los juegos, todo marchaba a la perfección justo cuando paramos a comprar comida. La calma y el silencio invadieron, haciéndome recordar todo el asunto de Samantha. Mi cabeza volvió a dar vueltas, por lo cual recurrí a la banca que estaba a un lado mió, me quedé ahí sentada observando la montaña, tratando de distraerme del lío que apoderaba mi mente…

- Que pasa nena ¿? – Geo se sentó junto a mí con un cono de helado, el cual lo hacía lucir verdaderamente tierno. Por lo visto ya había notado mi desbalance emocional.

- Georg te amo. Solo se que lo hago. Por favor dime, que nada ni nadie se interpondrá entre nosotros – sumergí mi cabeza dentro de su lacio cabello.

- No te lo voy a decir – agregó haciendo una pausa a lo que yo me exalté por sus palabras – No te lo diré simplemente porque ya es un echo; nada ni nadie se interpondrá entre nosotros Koko. Te amo -
Tranquila volví a sumergir mi cabeza en su cabellera; teniendo su amor era como tener todos mis sueños concentrados. Dejé el asunto de Samantha a un lado; ya que la vida es como una montaña rusa, altas y bajas, ratos buenos, ratos malos; pero es por lo mismo que los ratos buenos son los que se conservan para siempre, como una fotografía imaginaria, solo La Vida, Una Montaña Rusa.

2 comentarios

ArlettitaVonKaulitz dijo...

Alló!!!!!

Lindiiiziimo capii ^^

q mal q ya zte en loz ultiimoz capiz =(, pero ezt ze conviirtio en mi favoriito ^^!!!!

A diiizfrutar loz ultimoz capiiz!!!!

Lo ultiimo ez lo mejor hehe xDD

Cuiiidathe muzho koni!!!!

te ziigo!!!

zhaO!!!!!!!!!!

Danielita_Cullen_Tokita dijo...

Hermozo
capii
amoo tu
fic zi ke zi
bno me voii
biie!

Publicar un comentario